El CTE incorpora la nueva sección HS6 sobre la protección frente el gas radón

Entra en vigor la modificación del Código Técnico de la Edificación, CTE, aprobada por el Real Decreto 732/2019 acerca de las medidas de protección de los edificios frente al gas radón. La aplicación de esta normativa estaba prevista para inicios de la primavera, pero la declaración del Estado de Alarma la retrasó hasta el verano.

Cómo ya comentamos en un post de esta sección acerca de la incidencia del gas radón sobre la salud en los edificios, tenía que llegar una modificación del CTE para regular la afectación que el gas tiene en las personas a través de los edificios. El radón es un gas radioactivo que se genera en la cadena de desintegración del uranio, que se encuentra de forma natural en el subsuelo. Este gas es inodoro e incoloro, se filtra hacia el interior de los edificios y se acumula principalmente en sótanos y plantas bajas.

La modificación del CTE limita en 300 Bq/m3 el nivel máximo de gas radón en los edificios. Cabe destacar que en el mundo hay otras legislaciones que son mucho mas restrictivas, por ejemplo, en los Estados Unidos el límite es de 148Bq/m3.

PROTECCIÓN DE LOS EDIFICIOS DEL GAS RADÓN

mapa gas radoLa modificación del CTE establece diferentes soluciones para combatir el gas radón en los edificios, y las medidas a adoptar van son distintas según la ubicación del edificio. Se ha medido la composición del subsuelo y se han acotado los términos municipales susceptibles de recibir una radiación por gas radón superior a los 300 Bq/m3, y también se han agrupado estos municipios en dos zonas: Zona I y Zona II. Las medidas que es necesario aplicar en todos los edificios de nueva planta van a variar según en cuál de estas dos zonas se encuentran.

Para los clientes de Elicsia, la mayor parte de los cuales viven en las provincias de Barcelona y Girona, les afecta de distinta manera puesto que buena parte de los municipios del Maresme y la costa están en la Zona II, mientras que Cardedeu, los municipios que lo rodean y gran parte de la provincia de Girona están en Zona I.

Para combatir el gas radón la nueva sección HS6 detalla cinco posibles soluciones:

  1. Barrera de protección
  2. Cámara de aire ventilada
  3. Despresurización del terreno
  4. Sellado de los cerramientos
  5. Mejora de la ventilación

Los edificios que están en la Zona I tienen que aplicar las soluciones 1 o 2, y los edificios que están en la Zona II tienen que aplicar la solución 1 y añadir también la 2 o la 3.

En Elicsia Singular hemos seguido la problemática del gas radón hace tiempo y los edificios que construimos incorporan hace años la solución 1, una barrera de protección contra el gas radón, y la 4, el sellado de cerramientos. Además, cuando diseñamos un edificio ponemos especial atención al estudio de la ventilación natural porque sabemos de la importancia de la renovación del aire; y cómo el estancamiento del aire tiene afectaciones importantes sobre la salud de las personas.

Efectos del gas radón sobre las personas

Según la OMS, la exposición al gas radón en espacios cerrados y con poca ventilación es el segundo factor de riesgo de sufrir un cáncer de pulmón, sólo superado por el tabaco. Este dato nos da una idea de la importancia de la nueva sección HS6, que tiene por finalidad proteger la población de los efectos nocivos de la exposición al gas. Como hemos señalado anteriormente, la mayoría de los clientes de Elicsia viven en áreas geográficas en las Zonas I y II.

Quieres mas información acerca el gas radón, sobre las zonas geográficas o sobre posibles soluciones a aplicar en tu próxima casa? Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 cecot Construmat logo ecoconstruccion     Ecologia1Ecologia2logoFibarobureau veritas

Elicsia Singular © 2020